PERIÓDICO  CULTURAL

N° 14 - 22 de Septiembre de 2004

Bienvenidos       a RECUERDOS GRATOS. Periódico Cultural Mensual en INTERNET. Nos pueden       escribir a recuerdosgratos_bs@yahoo.com

40 AÑOS A SU SERVICIO
Imprenta Julio Kaplan
 

Mario Bravo 429
Tel/Fax: 4861-1113
e-mail: ijk@ciudad.com.ar

 

 

Tino Villanueva

 

 

Tino Villanueva nació en San Marcos, Texas, EEUU en 1941. Un chicano, es decir, un norteamericano de ascendencia mexicano, Villanueva se crió en un ambiente de clase obrera; tenía que trabajar desde joven como obrero migrante en los campos del oeste y suroeste del país de los EEUU como peón en fábricas de muebles. Después de pasar dos años en el ejército norteamericano, Villanueva se dedicó al estudio al nivel universitario hasta doctorarse en literatura española moderna en Boston University donde actualmente es docente.

Tito Villanueva es un poeta versátil y profundo en castellano tanto como en inglés; de vez en cuando mezcla los dos idiomas en un solo poema o en un poemario. Quizá el más influyente de los poetas chicanos, Villanueva es muy conocido por sus poemas de protesta en los cuales él actúa como el portavoz del pueblo chicano afirmando su cultura y quejando en voz alta contra el racismo y las malas condiciones en las cuales esta gente tiene que vivir y trabajar. Otros de sus poemas son más pensativos, especulando sobre la naturaleza del tiempo y el acto de escribir poesía. Villanueva ha escrito seis libros de poesía. Los poemas a continuación aparecen en Hay otra voz Poems1968-1971 (1979), Chronicle of My Worst Years/Crónica de mis años peores (1994) y Primera causa/First Cause (1999).

 



Que hay otra voz (fragmentos)

El aplastante verano se ha quedado en
los ayeres: el perenne azadón se recuesta,
sediento en la topografía de memoria:
las ampollas ya son callos.
Es el golpe helado del Panhandle* que
penetra ahora
                 tu chaqueta desteñido
                 tu injuriada sangre
                 tus rodilleras desgastadas
Las mañanas llegan aquí a tiempo también
Cubiertas de escalofrío y escarcha.
En tus sienes te pesa haber nacido; pesas
tu saco de algodón—cien libras
que en los sábados se convierten en pesos
miserables.
 


Las estaciones siguen en su madera marcha
de generación en generación, de mapa en mapa,
de patrón en patrón, de surco en surco.

Surcos,
viñas,
de donde ha brotado el grito audaz:
las huelgas siembran un día nuevo.
El boycott es religión,
y la múltiple existencia se confirma en celdas.

* La parte norteña del estado de Texas, tiene con clima áspero y seco.
 



Tú, por si no otro

                           Por la voz
donde tengas la memoria,
hombre, que transformaste
la congoja en conciencia
saludable.
Defiende con palabras
cuanto entiendas,
Tú, por si no otro,
condenarás, desde tu lengua
la erosión de cada contratiempo.

Tú, que viste crecer
los simulacros del hastío,
entenderás cómo el tiempo
consume al indigente;
tú, que te diste
tus propios mandamientos,
sabrás mejor que nadie
por qué les diste la espalda
a los más tenaces muros de tu aldea.

No calles,
no eches al olvido
la verdad más persistente
como hará tal vez,
a los más convencidos de los prójimos.
Recuerda bien
la rotación de tus días: la nublazón
y el lodazal tan fácil
después de una llovizna;
las precarias ventanas que el viento
intermitentemente aventaba
en el invierno y aquella
habitación de tablas sin calor
donde el frío en tus ropas
buscaba refugiarse.

Di cómo pudiste llegar
hasta aquí, desatrancar
las puertas de la Historia
para ver tus años iniciales,
tu pueblo, los otros.


Di para qué te ha servido
el sereno duende de la rebeldía,
y cómo fuiste
desaprendiendo las lecciones
de aquel maestro, profanador omnipotente
de tu patria.

Haz memoria
de cómo te fuiste salvando
desde el primer vacío,
y pregúntate para qué,


después de todo,


pueden servir estas palabras
en esta rotunda hora del presente
desde tu voz suena con tiempo.
 



Primera causa que me nombra

Escribo dejo de escribir escribo.
Otras veces me distraigo y me levanto.
Me vuelvo a sentar y me siento otro,
y es mediodía y un jueves contra el sol.
Escribo y como el salmista sigo escribiendo
a fin de dar con los versículos que faltan,
con la justa entonación de lo que importan.

Escribo porque escribo y pasan minutos
pasan nubes
Y puesto que ya es tarde,
todo va oscureciendo
y se empieza constelar un cielo constelado
Entretanto me dejo llevar
por la condición de la memoria
--primera causa que me nombra—
que me persuade escribir sobre lo escrito.
ser y seguir siendo:
soy el que sólo existe más
si está escribiendo.


Poemas © Tino Villanueva. Aparcecen por concesión del autor.

 

Prof. Stephen Sadow

Escritor, Traductor, Director de Cátedra Lenguas Latinoamericanas, Univ. de Northeastern, Massachussets, Boston, EE. UU.

Volver al Índice

DKomunicación

Para difundir tu empresa, tu libro, tu nuevo emprendimiento y todo lo que quieras dar a conocer.

(54 11) 4864-5693

DAAT - Conocimiento
 
Tu programa cultural "Diferente"

Las ciencias y temas presentados se basan en raíces del Antiguo Testamento (Tanaj)

Creación y Conducción:
Diana Oves

Domingos
15 hs.

Radio del PUEBLO
750 AM

40 AÑOS A SU SERVICIO
Imprenta Julio Kaplan
 

Mario Bravo 429
Tel/Fax: 4861-1113
e-mail: ijk@ciudad.com.ar

 

 

 
Buenos Aires - Argentina
RNPI en trámite / todos los derechos reservados

escribinos a recuerdosgratos_bs@yahoo.com